ladino  

 
Judeo espanyol
Contador:

Inicio >> ARTIKOLOS >> Matilda Koen Sarano >> La mujer djudía en el kuento popular djudeo-espanyol
 

 La mujer djudía en el kuento popular djudeo-espanyol
 Matilda Koén- Sarano

 

Asta ayer el kuento popular djudeo-espanyol no era konosido, si no de ken lo kontava,
sin tener el mas chiko sospecho de yevar adientro de sí un trezoro, dinyo de ser konservado i tramandado. Los kuentos vinían kontados oralmente durante la vida kotidiana, de padre en ijo, entre vizinos i amigos, en la kaye i en el merkado, en djudeo-espanyol, la lingua ke muestros padres konservaron kon fidelidad através los siglos, dezde sus ekspulsión de Espanya. Esta lingua, ke eyos avlavan en sus kazas i en sus echos, konservó el son de la lingua espanyola del sigloXV, i se enrekesió, durante las jenerasiones de la dispersión espanyola, de palavras turkas, gregas, slavas, italianas i fransezes en la área del Imperio Otomano; de palavras árabas en el Maroko Espanyol (árabo marokano) i en Yerushaláyim (árabo palestiniano), i de palavras ebreas en la Tierra de Israel, antes i después de la fondasión del estado djidió. En esta lingua pasaron del uno al otro, de paíz en paíz, de jenerasión en jenerasión konsejas (del latino: consiIia), ambientadas en un mundo májiko i irreal, ke envitavan a sonyar; lejendas ke tinían komo portagonistas al rey Shelomó (Salomón) i al profeta Elía; kuentos morales ke tomavan exemplos de la vida real a fin edukativo: kuentos umorístikos ke tinían el buto de azer riyir, para liberarse de las frustrasiones individuales i sosiales, i munchas vezes vían komo sus protagonista a Djohá, el klásiko burlón de todo el basino del Mediteráneo; i kuentos famiIiares ke imortalavan epizodios kómikos o emblematikos, gravados en la memoria familiar. Por mezo de estos kuentos pasaron dunke de una jenerasión a la otra valores, figuras istórikas i imajinarias, evenimientos, maneras de pensar, uzos i kostumbres, vistimientas i kumidas. Ansí ke en el kuento popular djudeo-espanyol se refleta en manera a vezes realístika i a vezes idealizada, un mundo riko de istoria, de tradisiones djudías i no-djudías, i yeno de saviduría i de umor, ke tiene deynda su valor en muestra sosiedad en búshkeda de identidad i de valores turables.
Por medio del kuento popular djudeo-espanyol se puede ver el kamino, echo por
los sefaradís en la istoria. Komo de fakto topamos la enfluensa del mundo árabo en los
kuentos ke tienen sus orijín en las Mil i una noche. La  Espanya dio su lingua i algunas
de sus sivdades, komo teatros de sus kuentos, komo Saragoza, Granada, Makeda. De la
Turkía el kuento popular djudeo-espanyol tomó la figura del sultán i los kuentos de
Nasr-a-din Hodja, ke vinieron a azersen kuentos de Djohá. I el kuento evropeo kontribuyó kon sus elementos májikos a la formasión de siertos ramos del kuento djudeo-espanyol. Oy la kadena del kuento oral se rompió, a kavza de los trokamientos ke se produizieron en la sosiedad, ke pedrió las kondisiones ke permetían al kuento popular de
enfloreser, ma en los últimos tiempos ay ken se está apersiviendo de la piédrita de este
emportante medio de komunikasión i de edukasión, i el kuento popular djudeo-espanyol
vino rekonosido komo veíkolo de valores edukativas, komo fuente de notisias
antropolójikas i komo depózito de valores sentimentales. Ansí ke para poder tornar a
deskuvrir estos kuentos i kitar a la luz todo akel mundo ke estava eskondido en eyos,
tuvimos de bushkar los narradores entre las personas aedadas, konosiendo bien la lingua
djudeo-espanyola i sus dialektos, enkorajando a los enformantes a avlar i liberándolos del
predjudisio ke les aze pensar ke estos kuentos ya no tienen mas emportansa en la sosiedad moderna.

La figura de la mujer djudía
Antes de entrar en el sujeto ke deskojí para mi relasión, vo premeter ke vo avlar,
bazándome sovre un corpus de mas de 1,500 kuentos orales, ke arrekojí yo mizma,
entervistando mas de 200 enformantes de los dos seksos, en Israel, en Turkía, en Italia, en
Espanya, en los Estados Unidos, en México i en Argentina, del 1979 asta oy día, en parte individualmente, i en parte en el klub de kontaderas ke dirijgo yo mizma en Yerushaláyim, del 1986 asta oy, en djudeo-espanyol. Mas de 1000 ya fueron  publikados;
los otros son deynda inéditos. Deskojí, para bazar mi relasión, akeyos kuentos
ke tienen konotasiones tipikamente djudías, komo figuras istórikas o lejendarias, nombres, situasiones i konsepsiones djudías.
No ay duda ke la mujer es la figura sentral de todos los kuentos de todos los puevlos,
porké reprezenta la eterna konkista del ombre i es la depozitaria de la vida, de la kontinuasión del djénero umano. I la mujer djudía en el kuento djudeo-espanyol no aze eksepsión a esta regIa, i es la figura la mas fasil de individuar i karakterizar, porké tiene un lugar muy emportante, ke se kolega derechamente a las fuentes mas profundas del djudaízmo: los tekstos de la Biblia, del Talmud i del Midrásh (corpus de la lejenda oral djudía). Esto no afitó a kavzo, si se konsidera ke "En la tradisión djudía, dezde los primeros siglos de la era kristiana, en el ámbito de la literatura ezejétika i moral se dezvelopó una rikísima produksión de kuentos: en époka medieval esta tradisión fue mantenida i dezvelopada en rekoltas de total o prevalente kontenido narrativo", dize Riccardo Di Segni (1). Kere dizir ke una grande parte de los kuentos ke mos vienen kontados oralmente ya aparesió por eskrito. Kon el tiempo i el pasaje, antes a la Espanya i después al Imperio Otomano, la fantazía kolektiva les adjustó otros motivos, los ancheó, los trokó en manera de azerlos pareser a vezes diferentes.
Ansí ke no tenemos sólo figuras de mujeres djudías, ma i situasiones klásikas: bíblikas
o midráshikas, en las kualas se topavan orijinariamente los protótipos de estas figuras mizmas, i ke pasaron a akonteser en los paízes ke nombrí. Vamos a konsiderar la mujer sigún los atributos ke le vienen jeneralmente dados. Las primeras dos mujeres pasivas ke keremos tomar en konsiderasión, están atadas derechamente al rey Shelomó (Salomón). Una es la ermoza Shulamit, i la otra es la ija ke el rey mizmo enserra en una torre, para empidir al mazal (suerte) de arivar asta eya. La primera mos aparese en la konseja "El rey Shelomó i el pishkado de oro", kontado por Moshé Ibn Ezra de Izmir (2), en veste de la última ija de un prove peshkador, padre de siete ijas, a las kualas él no puede dar la dota. Shulamit, ke no alevanta el ojo sovre el rey, se desha trankilmente deskojer, i se va azer su mujer la mas amada, sólo después ke él vendrá a bushkar konsolasión ande el pishkado de oro, es ségito a la traisión de su mujer ejipsiana, Tantanhís, ija del Faraón. Shulamit aparese akí dunke komo una "buena ijika", en kontrasto a la fogoza mujer ke konosemos del Kántiko de los Kántikos (3). Ma a bien ver fue Shulamit mizma ke mandó a su padre a peshkarle el pishkado de oro, ke reprezenta su mazal. La figura de la ija enserrada por su  padre en la torre, ke kontiene motivos edípikos muy klaros, proviene derechamente del Midrásh (4) i tendrá una suerte de larga difuzión en los kuentos populares evropeos. A vezes eya es ermoza i a vezes es fea, komo en la konseja, kontada por Rahel Levy de
Estanbol (5). Ma nada no ayudará al padre ke vota su ija a kedar soltera. Si la ija tiene
el mazal de kazarse, será la ágila ke le traerá el marido asta la ventana de su torre, i eya lo
ará entrar en su kamareta. Al rey no keda ke konstatar i akseptar su yerno kon su inyeto.
Otra mujer djudía, ermoza i pasiva, es Sara, la mujer oriunda de Salonik de un non- identifikado rey de Aragón, ke se topa en el kuento "Saragoza" (6), ke me kontó
Benyamín Molko de Barselona. Sigún esta konseja, será eya a dar el nombre de "Saragoza" a la sivdad, kuando el rey, yeno de alegría, irá a liberarla de la kamareta ande la enserró,
para ke no deskuvra a los djidiós ke los kere meter a la prova, gritando "Sara, goza tu libertad!". Aki, aún ke mos topemos en la konseja, estamos ovligados de referarmos a la
Megillá de Purim (7) i a la reyna Ester, ke salva su puevlo de las manos de Amán el malo, malgrado ke esta Sara no apareska ni en la Megillá de los saragustís (8), ke es para
mozotros una referensia eskrita de este kuento. Si la mujer akí es pasiva, no lo es en el
kuento "El rabino i el gato maraviyozo" (9), ke me kontó también Moshé Ibn Ezra, ande
será la ija del rabino, ke savrá dar el konsejo ke salvará toda la komunidad djudía de
Estanbol de la emposivle prova, empozada por el papás al rabino su padre. Esta es la verdadera Ester, kon además la astusia de la mujer djudía, ke akí save ayudar a su padre, ma ke en otros kuentos savrá salvar a su marido, aziéndolo salir de las situasiones komplikadas, en las kualas entró él mizmo, komo Rifkula, ke aviza el vizino a media noche ke su marido no le podrá pagar la devda, para ke su marido Moshón durma en paz (10).
Entre las mujeres savias topamos la mujer de Ham Avram (el sinyor Avram), doktor de mata-sanos (11), komo me kontó Pinhás Tokatly de Yerushaláyim. Este modesto doktor se aze médiko del rey, por mérito de su mujer, ke supo arrepusharlo al momento djusto. I topamos además la mujer de otro Avram (típiko nombre sefaradí), ke manda su marido a prezentarse delantre del sultán i a ganar una tinaja de dukados, operando sigún su furbo konsejo, en la konsejika "El sultán i la tinaja de dukados", kontado por Morís Pichón de Estanbol (12). I no mos ulvidaremos de la mujer enstruida, ke melda la Agadá en lugar de su marido i de su envitado, todos los dos analfabetas, aziendo azer a los dos la parte de gameos, en el kuento "Pésah i el gameo", kontado por Alfredo Sarano de Milano (13). Todas estas figuras de mujeres sovresalen en el kuento umorístiko, ke establese un ekilibrio entre dezeos i reaIidad, i esto no es un kavzo, porké sin entelijensia i pikardía no ay umor.
Mizmo el rey Shelomó, ke no tiene una buena opinión de la mujer, komo se vee en
munchos de sus kuentos, tendrá ke renderse a su mujer entelijente, ke uza mesklarse en
sus djuzgos. I a la fin, kuando él la manda de kaza, diziéndole ke puede tomar kon sí la
koza mas presioza, eya lo aze emburrachar i se lo yeva kon sí, ganandóselo por toda la vida kon una fraza de amor: "Tú sos para mí la koza mas presioza del mundo", en el kuento kontado por Sara Benrey de Estanbol (14). Este motivo aparese en el Midrásh, en un kuento atado a Raby Shimón Bar-Yohay (15).
La mujer djudía ermoza i aktiva se identífika en la muler fiyel, ke, siendo persegida
por el ombre ke no es su marido, save salir de las situasiones mas difisiles, kedando pura,
mizmo si este ombre es el rey, komo vemos entre otras, en la konseja "Al lado del pozo",
kontada por Ester Ventura de Izmir (16), ande la mujer save uzar mizmo armas májikas,
para aleshar al ombre ke atenta a su virtud. El kulmen se ayega en el kuento "La roza i el
león", (17), kontado por Alisia Ben-Dayán de Tetuán, en el kual la ermoza mujer del rabino no sólo reushe a no kayer en las manos del rey, ke tiene la manya de atentar a la virtud de sus súditas, ma lo aze arrepentir i tornar sovre el djusto kamino, dándole a meldar un teksto sakro, mientres ke él está asperando ke eya torne del banyo. En este kuento mos topamos deklaradamente en Espanya, porké esto mos viene dicho en el kuento "Il Bracciere di mano manca", ke se topa en una rekolta de kuentos populares italianos de ltalo Calvino (18), i del kual el kuento djudeo-espanyol es klaramente una oykotipifikasión (19) djudía.
Otro djénero de fidelidad es la fidelidad a la promesa echa: la djoven, salvada del
pozo, promete al mansevo ke la salvó de kazarse kon él. Los dos se djuran de tomarsen,
ma el ombre se olvida de la djura i se kaza kon otra. Eya, tornada a su kaza, ariva asta a
azerse pasar por loka, para mantener su djura. Será la muerte estranya de sus dos ijos a akodrar al ombre el pekado ke izo, i lo ará tornar a la ija ke lo asperó, a kosto de pedrer toda su vida. Este kuento, ke se topa en el "Meam Loez" (20), me vino kontado en manera muncho mas ancha, ma igual en su esensia por Levana Sassón de Yerushaláyim (21).
La mujer ermoza i aktiva, ke yeva su fidelidad asta la muerte es Solika - Sol
Hatchwell - la dozea djudía de Tanjer, ke fue dekapitada en Fez en el 1834 a katorze
anyos, porké refuzó de konvertirse al musulmanizmo. Esta es una figura del mundo real,
ke entró a azer parte de la lejenda djudeo-espanyola, porké su storia viene kontada asta
oy día en varias diferentes versiones, demonstrando ke ya se izo mítika (22).
No ay demenester ke la mujer sea ermoza, ni djoven, para ke venga imortalada por el
kuento djudeo-espanyol. Lo emportante es ke sea relijioza, i sepa mirar las reglas de
la Biblia sovre la kasherut, komo vemos en el kuento "El sultán i la viejizika", kontado por Issahar Avzaradel de Rodes (23). En este kuento oral vemos ke la viejizika, echando por la ventana el guevo ke tiene adientro una gota de sangre, salvará su puevlo de la kalomnía del omisidio ritual. Komo de fakto el sultán turko se konvenserá ke un puevlo ke no kome un guevo ke kontiene una sola gota de sangre, no puede siguramente matar a una kriatura, para tomar su sangre, para azer el pan ázimo.
La mujer djudía del kuento djudeo-espanyol no tiene demenester también de ser
ermoza, para ser tsadiká (djusta): para dar la karidad ke la salvará de la muerte ke estava
fiksada para eya en la ora ke eya tinía de parir, komo se vee en las varias versiones del
kuento moral "La sedaká (karidad) abalda la gezerá (sentensia)" (24), ke mos trae
derechamente al kuento talmúdiko sovre la ija de Rabí Akivá, la kuala, dando la karidad
la noche de su boda, se vee salvada del modrisko mortal de una kulevra (25).
I es siempre el profeta Elía. travistido en varias formas ma kuaje siempre sedakero
(mendikante), ke mete a la prova la mujer djudía en el kuento moral, i la salva de la sterilidad, ke es la koza ke la mujer teme mas de todas. Será el profeta Elía, ke premiará la mujer ospital kon el nasimiento de dos djemelos, i kuando eyos mueren, será él a azerlos arrebivir, porké eya supo respektar la paz i la serenidad del shabat (sábado), en el kuento kontado por Strea Kohen de Izmir (26). De este kuento es fasil pasar al kuento "El préstimo", kontado por Rashel Perera de Izmir (27), onde topamos la figura de la rubisa ke vee murir en un aksidente de otomobil a sus dos ijikas, tadre de Rosh Ashaná (Kapodanyo), i save avlar al rabino, su marido kon palavras de enkreívle saviduría i fey en el Dio, en manera de azerle akseptar la muerte de sus kriaturas. En este kuento rekonosemos la figura midráshika de Bruriá, mujer de Rabí Meír, ke es el prótotipo de la figura de la kuala avlimos (28).
Otra rubisa ke entró en la lejenda, es la mujer sefaradía de Yerushaláyim, konsorte de
un rabino shefe de yeshivá (eskola rabínika), a la kuala se manifesta el profeta Elía, ke estudia kada noche kon su marido, sin aparesérsele. Esto le vale el títolo de "nevoná" (savia), ke pasará después a toda su desendensia, ke tomará la alkunya "Navón", sigún el kuento kontado por Simha Meyuhas de Yerushaláyim (29).
No ay mujeres feas en el kuento popular djudeo-espanyol? Sí! Ma la mujer fea se
yama Grasia, i la grasia del mundo entero está enriva d'eya, dize el rabino al marido ke
kere divorsiar de eya, en el kuento umorístiko "Compensation" (kompensasión, en traduksión inglés), kontado por Malka Levy de Yerushaláyim (30).
Entre las figuras de mujeres djudías en el kuento popular djudeo-espanyol es emportante
enkluir la mujer konvertida al djudaízmo por amor: la prenseza ke tomó el nombre
de Sara,  para kazarse kon el ijo de un rabino, en el kuento "Tehiat ametim" (La resurreksión de los muertos), kontado por Rebeka Cohen-Ariel de Yerushaláyim (31). La fey de esta Sara, ke está pronta a salir del jardino de su palasio, para ir a bushkar a su amor pedrido, es tanto fuerte ke reushe a arrebivir éste último, kuando ya superó el límito de la vida. Este kuento se topa por eskrito en el livro Osé Pele de Yosef Shabetay Farhi (32), ke tinía una grande difuzión en el mundo sefaradí, i ke mos ambeza ke parte del kuento ke tomimos en konsiderasión se pasa en Espanya.
Otra figura de mujer djudía, ke no podía mankar en el kuento popular djudeo-espanyol,
es la mujer ke tiene nostajía de Sión. La topamos en dos aspektos: uno es el de la
mujer djoven, ke kere bivir para Sión, pariendo ayí akel ijo ke le es niegado en Salonik,
komo mos viene kontado en el memorato de su bizinyeta Ester Levy de Yerushaláyim
(33). Este kuento, mizmo si tiene munchos elementos lejendarios, komo la aparisión del
profeta Elía, es en realidad un kuento verdadero, porké esta mujer arivó realmente de
Salonik a Yerushaláyim i parió akí un ijo, ke fue un grande rabino sefaradí; Rabí
Bentsión Kuenka. El sigundo aspekto de la mujer ke tiene nostaljía de Sión es el de la
mujer vieja, ke bive en la diáspora i ya save ke no podrá arivar nunka a la tierra de Sión.
Eya va asperar a murir, sólo kuando va reushir a obtener un punyado de esta tierra, para
meter en su tomba. Sólo entonses podrá murir en paz, mos dize el kuento moral, kontado
por Ester Ventura (34).
La última figura de mujer, ke me parese enteresante de tomar en konsideraslón, es la
mujer ke tiene una kualidad típika de la mujer sefaradía: la luzior (laboriozidad). La mujer luzia es fea i ermoza, pasiva i aktiva. I se kontrapone a la mujer haragana, en el kuento "El mazal de Sultana", kontado por Miriam Cohen de Yerushaláyim (35), ke las madres sefaradías uzavan kontar a sus ijas novias, antes ke se kazaran. Este kuento, al kual no mankan motivos erótikos, tiene un final grandemente sorprendente i kontrastante kon el final de kada kuento popular de su djénero, ke deve ser orozo. La mujer, arrondjada por su marido, porké en lugar de kurar su persona, da todo de sí a la kura de la kaza, tornando a ser ermoza i amada por su marido ke la kreye otra mujer, toma sus kriaturas, antes de entrar a la hupá (baldakino nusial), i se va, deshando al marido por siempre, kuando éste demonstra de no ser dinyo de eya.
Vimos dunke ke la mujer djudía ke sovresale del kuento popular djudeo-espanyol,
puede ser ermoza, ma la ermozura no le es endispensable, komo lo es a la mujer evropea
del kuento popular. A la kontra, en munchísimos kuentos la ermozura no viene ni tomada
en konsiderasón. Esto se adapta perfektamente a la máksima djudía "Shéker ahén
veevel ayofi" (La grasia es mintira i la ermozura vanedad) (36).
Lo emportante es ke eya sea entelijente, savia i enstruida, i ke sepa ayudar al ombre,
kuando es nesesario. Eya es el "ézer kenegdó" (el ayudo ke está enfrente de él) (37): la ke
lo save, sí ayudar, ma lo save kritikar pozitivamente también, si es nesesario. Eya es dunke el kompletamiento del ombre. Su máksima aspirasión es el matrimonio, la famiya i la maternidad. Esto kere dizir ke es una mujer de kaza, i ke de una parte responde a la máksima djudía "Kol kvodá bat-méleh pnima" (Toda la onor de la ija del rey está adientro) (38), ma de otra parte eya es la patrona de su marido, de su kaza i de su famiya, i mizmo de su kuerpo, porke lo da a ken kere eya. Kuando kere a un ombre, eya save ir asta la fin del mundo i de la vida, para konsegirlo. I si no lo kere, save fuyir de él, mizmo si es rey. Ma si su marido se demonstra endinyo de su amor, eya es kapache de desharlo,
preferando la maternidad.
Eya tiene la fey instinktiva en el Dio, i no tiene demenester de estudio i de orasión,
para konsegirla i mantenerla, komo las tiene demenester el ombre, ke es mas shéptiko
por natura. Eya es dunke una persona por lo mas aktiva, orgolyoza i endipendiente, ke
save kualo es bien i kualo mal, i deskoje el bien. Es la "éshet háyil" (la mujer fuerte) de
la tradisión djudía (39). Esta figura reprezenta el ideal de la mujer sefaradía, ke tomó kon
sí de sus primeras orijines las mas sovresalientes figuras de mujeres de la tradisión djudía, las yevó kon sí através su periodo de vida en Espanya, i después en la diaspersión espanyola, aziéndolas entrar en su vida kotidiana por medio del kuento popular, adaptándolas a las konsepsiones, a las nesesidades i a las sirkonstansias de su tiempo, i bushkando de mantener sus karakteres prinsipales. Lo ke rezulta es una figura de mujer, ke tiene en la sosiedad un lugar distinto del lugar tenido por el ombre, ma no por esto manko valido i onorable.

Notas


1 . Ver: Di Segni R., Prefazione, en mi livro: (en italiano) Matilde Cohen Sarano. Le Storie del re Salomone, Sansoni, Firenze, 1993, paj. VIlI
2 . Koén-Sarano M., King Solomon and the Golden Fish. Wayne State University, Detroit, Michigan, 2003.
3 . Biblia, Cántico de los Cánticos.
4 .Ver: Bialik H.N., Kol Kitvé Bialik, Meagadot Shlomó Améleh, Otzaat Dvir, Tel-Aviv, 5728, Agadat Shloshá Vearbaá, paj.729-731.
5 . Ver nota n. 1, paj. 22.
6 . Koén-Sarano M., Konsejas i konsejikas del mundo djudeo-espanyol, Kana, Yerushaláyim. 1994.paj. 267-269.
7. Biblia, Ester.
8. Saloniki, Ir Vaem Beisrael, 5727, Purim Saragusis, paj. 167.
9. Koén-Sarano M., Lejendas de la tradisión djudeo-espanyola, Yerushaláyim, 1999.
10. idem, Kuentos del folklor de la famiya djudeo-espanyolal, Kana, Yerushalaylm, 1986, paj. 97.
11. idem, De Saragoza a Yerushaláyim, Ibercaja, Zaragoza, 1995.
12. Ver nota n. 6, paj. 301.
13. Ver nota n.10, paj. 77.
14. Ver nota n. 9.
15. Shir Ashirim Rabá, Parashá alef, Piská lámed-alef.
16. Ver nota n. 6, paj. 67-69.
17. Ver: Koén-Sarano M., "El elemento español en el cuenlo popular judeo-español". en Ariel n. 87, Jerusalen, paj. 95-96.
18. Calvino I., Fiabe italiane, Vol.11, Einaudi, Torino, 1956, paj. 669-671.
19. Ver: Von Sydow C.W., Folktales Studies and Philology, Some Points of View, in A. Dundes (ed.), The  Study of Folklore, Englewood Cliffs (N.Y.) 1965, paj. 219-243.
20. Meam Loez, komento de Yaakov Hulli, VI ed., Izmir, 1864, folio 187 c-d.
21. Ver nota n. 9.
22. Ver nota n. 6,  paj.397-399, por exemplo.
23. Ver nota n. 11.
24. Ver nota n. 10,  paj. 227, por exemplo.
25. Talmud Bavlí, Maséhet Shabat, folio 156 b.
26. Ver nota n. 24, paj. 31.
27. Koén-Sarano M., Sipuré Am Mimoréshet Yeudé Sfarad, Midrashiat Amalia, Yerushaláyim, 1990, paj. 98.
28. Midrásh Mishlé, kap. 31, v. 10.
29. Koén-Sarano M., Sipuré Eliau Anaví Mimoréshet Yeudé Sfarad, Midrashiat Amalia, Yerushaláyim, 1993-94, paj. 81.
30.idem,  Folktales of Joha, Jewish Trickster, Jewish Publication Society, Philadelphia, 2003, paj. 116-117.
31.Ver nota n. 6, paj. 281-285.
32.Farhi Y.S., Osé Pele Ashalem, Helek II, Yerushaláyim, Otsaat Bakal, 5719, paj. 160-173.
33. Ver nota n. 29, paj. 65.
34. Ver nota n. 9.
35. Ver nota n. 10, paj. 213-215.
36. Biblia, Proverbios, kap, 31 v. 10-31.
37. Biblia, Genesis, kap. 2, v. 18.
38. Biblia, Salmos, kap. 45, v. 14.
39. Ver nota n. 36:
a.   Agadá (en ebreo): el kuento de la salidura de los djudiós de Ejipto, ke se melda la primera noche
     de Pésah (la Paskua djudía) en Tierra de Israel, i las dos primeras noches afuera de eya.
b.  kasherut" (en ebreo: kashrut): el komplekso de las regla de puridad de las kozas de komer, sigún la Ley djudía.
 

                                                                                                                                                                            
 


+ Añadir nuevo comentario
Traducciones enviadas por usted
Loading Cargando ...
+ Enviar Comentarios
+ Enviar contenidos sugeridos

לאדינו         Ladino


Artikolos de Matilda Koen Serano
      
Artikolos de Yehuda Hatsvi
    
Artikolos de Gad Nassi
  
Artikolos de Eliezer Papo
   
Sefaradi Taor

ladino
Fecha y hora
 

La Asosiasion Arkadash | Ladino | לאדינו | judeo espanyol |

אתר זה הוקם ע"י זום ייעוץ ומערכות מידע